Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!

Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!
Relax, you´re in Central America!

viernes, 13 de marzo de 2015

Las 7 decisiones más tercas de Apple

Las 7 decisiones más tercas de Apple

Las 7 decisiones más tercas de Apple

La empresa se ha destacado por la terquedad en sus innovaciones, que generalmente le dan la razón; los puertos, disquetes y Adobe Flash son algunos elementos despreciados por la firma

Por: CNN Expansión

La nueva MacBook está equipada con un solo puerto:

Con él cargas  la portátil, alimentas los dispositivos USB, la conectas a monitores, vamos un auténtico multiusos.
Ese único puerto utiliza una tecnología completamente nueva llamada USB-C, de un tercio del tamaño de un puerto USB estándar, permitiéndole a Apple hacer de la nueva MacBook su computadora más delgada y liviana hasta la fecha.
Pero esa simplicidad y delgadez pueden venir con grandes inconvenientes: las personas que quieran utilizar en la portátil sus dispositivos con USB estándar  tendrán que comprar un adaptador de 80 dólares.
La apuesta de Apple es que el resto de la industria de la PC pronto siga su ejemplo, y USB-C se vuelva un estándar de la industria.

Adiós a los disquetes:

Apple ha matado tres formatos de disquetes o soporte de almacenamiento.
Con el lanzamiento de la Macintosh en 1984, Apple eliminó los discos flexibles o floppy disk drives de 5-1/4 que entonces dominaban la industria, sustituyéndolos por un disco de 3-1/2 pulgadas en la Mac. Esa tecnología era muy nueva en ese entonces, apenas introducida un año antes de que la computadora saliera a la venta.
Por eso la Macintosh fue una de las primeras PC en usar los discos de 3-1/2 pulgadas y la única con una disquetera integrada en el equipo. Pero la apuesta era acertada, y al cabo de unos años, la industria de la computación adoptó la unidad de 3-1/2 como el nuevo estándar.
En una decisión polémica, Apple se deshizo por completo de la unidad de disco flexible en la iMac de 1998, equipándola con un lector de CD regrabable. Una década más tarde, Apple lanzó una PC sin unidad de disco en la MacBook Air, una decisión obvia ahora, pero una gran molestia en aquel momento.

Adobe Flash:

Quizás el mejor ejemplo de la terquedad de Apple fue su muy pública batalla con Adobe Flash, un complemento para el navegador que permite reproducir y visualizar contenido rico en gráficos como videos y juegos.
En abril de 2010, Steve Jobs despotricó contra Flash en el sitio web de Apple, afirmando que el software “es cerrado y propietario, tiene grandes desventajas técnicas, y no es compatible con dispositivos táctiles”. Dijo que los iPhones y iPads nunca soportarían Flash porque “los nuevos estándares abiertos creados en la era móvil, como HTML5, conquistarán los dispositivos móviles (y también las PC)”.
Jobs sugirió que Adobe se centrara en crear herramientas basadas en HTML5 en lugar de Flash.
Un año y medio más tarde, Adobe implícitamente admitió que Jobs tenía razón pues abandonó su software Flash para dispositivos móviles, dejando atrás una tecnología de 15 años para adoptar un estándar universal para la visualización de contenido multimedia en la Web: HTML5.

Lightning:

De un solo plumazo Apple hizo que millones de accesorios para sus ‘i-gadgets’ quedaran inutilizables introduciendo su conector o cable de corriente “lightning”.
Junto con el iPhone 5, Apple estrenó en 2012 el nuevo conector de ocho pines utilizado para cargar el iPhone, la iPad y el iPod. Es un 80% más pequeño que el conector de 30 pines que había sido el estándar de Apple desde 2003.
Apple dijo que el enchufe más pequeño permitiría que sus dispositivos fueran más pequeños. Pero dejó obsoletos a los millones de cables que los fanáticos de Apple tenían guardados para cargar sus dispositivos. Apple, claro, vende adaptadores por 30 dólares cada uno.

Un ratón sin botón derecho:

La obsesión de Apple con un ratón de un solo botón se remonta hasta 1983 con el lanzamiento de Lisa, la primera PC de la compañía que se vendía con un ratón.
Según la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson, el fallecido cofundador de Apple insistió en un ratón o mouse de un solo botón en aras de la simplicidad. El ratón de tres botones que Xerox le presentó a Apple era demasiado confuso, argumentó Jobs.
Apple finalmente aceptó su error… o algo parecido. La compañía primero permitió que los usuarios utilizaran CTRL-click para simular un clic derecho. Luego incluyó el soporte para un ratón con botón derecho con el lanzamiento de Mac OS 8 en 1997. Y con la introducción en 2005 del “Mighty Mouse”, Apple finalmente fabricó un ratón con un botón programable que puede usarse para hacer clic derecho.
Sin embargo, los ratones de Apple todavía no traen habilitado de serie un botón derecho.

Desplazamiento natural:

En un intento de hacer que su software Mac OS X se pareciera más al sistema operativo iOS del iPhone, Apple invirtió la dirección predeterminada para desplazarse en los trackpads de la Mac en 2011.
Es decir, en lugar de desplazarnos o hacer scrolling de la manera como aprendimos durante años en un ratón (desplazándonos hacia abajo para arrastrar la página hacia abajo, y hacia arriba para arrastrar la página hacia arriba), el desplazamiento natural actúa como el iPad o el iPhone (uno desliza el dedo hacia arriba para arrastrar la página hacia abajo, y te desplazas hacia abajo para arrastrar la página hacia arriba).
Los usuarios pueden cambiar esta configuración si sienten que su mundo está al revés.

No usar procesadores Intel:

El enfoque de Apple de elegir el “camino menos transitado” no siempre tuvo éxito. Uno de sus mayores errores estratégicos fue negarse a adoptar la arquitectura Intel para sus chipsets de PC.
Apple eligió en un principio los chips de Motorola por motivos de costo. Pero incluso cuando fue evidente que Intel, a través de su asociación con Windows, se perfilaba como el procesador estándar para las computadoras personales, Apple se mantuvo en sus trece.
Apple luego formó una alianza con Motorola e IBM en 1991, que dio lugar a la inclusión de procesadores PowerPC en los ordenadores de Apple por 15 años. Apple presumía que los chips PowerPC eran más rápidos que los de Intel, pero eso nunca se tradujo en un aumento significativo de las ventas.
Esa decisión también significó que por décadas se escribió mucho menos software para las PC de Apple, ya que los desarrolladores de software tenían que escribir el software para dos arquitecturas diferentes de chips. Los ordenadores de Apple también tenían que imitar a Windows, ya que no podían ejecutar el OS de Microsoft de forma nativa.
Las ventas de la Mac disminuyeron, y sólo comenzaron a repuntar cuando Apple cedió finalmente en 2006, haciendo la transición a la arquitectura Intel. Apple es ahora el tercer mayor vendedor de computadoras personales en Estados Unidos.