Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!

Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!
Relax, you´re in Central America!

lunes, 25 de noviembre de 2013

¿Cuál es la ciudad más cara del mundo?

Luanda es la ciudad más cara del mundo

Fuente: Prensa Libre (Guatemala) Lunes, 25 de Noviembre de 2013 10:53
La ciudad que desbancó en el 2013 a Tokio como ciudad más cara del planeta para expatriados es Luanda, según el estudio sobre el coste de la vida en más de 200 urbes, que publica anualmente la empresa de consultoría de recursos humanos Mercer.

Los US$3.000 mensuales que percibe el español José Aguilar por su trabajo en una empresa petrolera estadounidense en Luanda, la capital de Angola, sirven a duras penas para costear la vida en la considerada ciudad más cara del mundo.
Aguilar, que a sus 28 años ha pasado los últimos seis en Luanda, dice que llegar a fin de mes es una auténtica carrera, pues el alquiler de su pequeño apartamento del barrio capitalino de expatriados de Alvalade le consume un tercio de los ingresos.
En Alvalade, arrendar una casa puede llegar a costar US$30.000 al mes, por lo que casi ningún angoleño puede permitirse vivir allí, y solo se asientan diplomáticos y extranjeros ligados a la boyante economía del petróleo del país, segundo productor de crudo de África Subsahariana, por detrás de Nigeria.
Y eso que los precios han bajado en el sector inmobiliario por la construcción —con financiaciamiento del Gobierno de China— de nuevas zonas residenciales, que hizo que las rentas descendieran.
“Los extranjeros pagan todo más caro que los angoleños”, se queja el joven español, en una letanía clásica en muchas ciudades africanas, donde la economía de los expatriados y la de la población local están totalmente desconectadas.

Diferencias

Mientras el sueldo mensual de un angoleño medio se sitúa en US$200, los de los extranjeros se cuentan por miles, gastados en sus barrios con servicios y estándares que se aproximan, en algunas ocasiones, a los de Europa.
Además, el vendedor de un mercado fijará un precio más bajo a sus productos de acercarse un cliente negro que de hacerlo uno blanco.
Un plato de carne en un céntrico restaurante puede rondar los US$40, mientras que, en un hotel, casi el centenar.