Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!

Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!
Relax, you´re in Central America!

viernes, 22 de noviembre de 2013

Economía tica podría repuntar en 2014


San José, Costa Rica Capital de Costa Rica.
Fuente: Angélica Zamora / azamora@revistasumma.com / @zamogra Jueves, 21 de Noviembre de 2013 15:46 (modificado)
Aldesa Puesto de Bolsa prevé un crecimiento económico para 2014 de 3,8%, mientras que este año podría cerrar en 3,25%.

El 2014 se muestra como un año donde la economía internacional se mostrará positiva, habrá estabilidad en Estados Unidos, mientras que Europa seguirá en recuperación, este panorama le dará a Costa Rica un respiro, y podría hacer que crezca más de lo esperado.
Un análisis de la situación económica costarricense realizado por Aldesa Puesto Bolsa, muestra que para 2014 el país crecería un 3,8%, misma cifra que proyectó Fondo Monetario Internacional, mientras que el Banco Central prevé que el PIB crecerá un 3,7%. Para el 2013 pronostican que cerrará en 3,35% y el Central lo proyectó en 3%.
Además del buen escenario internacional, Aldesa ve un aporte positivo de las zonas francas a la actividad económica local y estima que las tasas de interés estarán bajas y en colones tendrán un comportamiento estable, lo que ayudará en el desempeño económico del país.
Pero no todas las noticias son alentadoras, un serie de aspectos podrían afectar el crecimiento como el alarmante incremento de la deuda pública y que no haya acuerdo para lograr un reforma fiscal, esto podría llevar a una reducción en la calificación de riesgo soberano, lo que aumenta el costo del financiamiento del déficit fiscal y el gasto por intereses, señala Adriana Rodríguez, jefe de Estrategia de Inversiones del Puesto de Bolsa.
Otros factores son: la incertidumbre política (por cambio de gobierno) y el descontento de la población que podría postergar planes de inversión y el consumo doméstico. El atraso en la implementación de obras de infraestructura le resta puntos al crecimiento económico y eleva los costos de producción y transporte. Asimismo la contención del gasto público en obras y los limitados aportes de la Política Monetaria influyen negativamente, mencionó Rodríguez.
La situación fiscal continúa siendo la piedra en el zapato del gobierno y la estrategia del Ministerio de Hacienda para financiar el déficit y el cómo manejen las expectativas sobre la posible aprobación de una reforma fiscal será clave para mantener estabilidad en el mercado.
Sobre el 2013, en Aldesa ven que la mejora de los últimos 5 meses en el índice mensual de actividad económica (IMAE), tiene una correlación con el incremento en la producción industrial de Estados Unidos y creen que se mantendrá así el próximo año, de hecho estiman que el PIB superará el 2,5% y hasta podría alcanzar el 3%, dijo Hernán Varela, oficial de riesgo de Aldesa.
En cuanto al desempeño de las ventas al exterior, Rodríguez afirmó que este 2013 fue el peor año para las exportaciones del régimen definitivo desde que explotó la crisis financiera (-6,8%). En términos generales el desempeño de las exportaciones ha estado deprimido, entre enero y octubre crecieron un 0,2% en relación al mismo periodo del 2012, según la Promotora de Comercio Exterior.
Rodríguez destacó que este año la oferta de dólares se mantuvo estable en relación al 2012, sin embargo la demanda creció en un 5,9%, lo que significa un incremento de US$675 millones, lo que debió presionar al alza al tipo de cambio, esto no ocurrió por efecto del financiamiento del déficit y la necesidad de no impactar más las exportaciones.
En el 2014 Aldesa espera que la inflación se mantenga como en los últimos años, entre 4% y 5% sin presiones por consumo interno, que se mantendrá a la baja. El tipo de cambio se mantendrá estable en el primer semestre y podría verse afectado por la colación de los US$1.000 millones del eurobono (que se espera se coloque antes de las elecciones de febrero). La inflación tica se da principalmente por incrementos en los bienes y servicios regulados por el Estado.
La tasa básica pasiva se mantendrá estable en el primer semestre, mientras que los rendimientos en colones y dólares tendrían presiones al alza en el segundo semestre por la incertidumbre sobre el déficit fiscal.