Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!

Centroamérica es inversión, turismo, diversión y oportunidades!
Centroamérica se lanza a la caza de inversionistas y turistas en este 2014

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Los mejores hospitales de América Latina

Solamente Costa Rica figura con dos hospitales en la lista de los mejores 45 hospitales regionales

Es la lista destacan el Hospital San Rafael de la ciudad de Alajuela y la Clínica Bíblica de San José, público y privado, respectivamente. 

“La salud no tiene precio”, dice un refrán que busca reflejar la relevancia de este servicio, pero técnicamente equivocado. Garantizar atenciones médicas de calidad cada vez es más oneroso, dadas las tendencias de sofisticación creciente de la medicina. Al igual que en todo el mundo, los hospitales y clínicas de América Latina deben manejar la cada vez más tensa relación entre calidad de la prestación y la eficiencia en el uso de los recursos. Algo nada fácil, cuando en eso está en juego la salud de los pacientes y la de los balances.
Ésta es justamente una de las dimensiones que conforman esta tercera edición del ránking de los mejores hospitales y clínicas de América Latina. Bajo el índice Eficiencia, agrupamos una serie de datos financieros y de calidad hospitalaria que nos permiten sintetizar cuán eficiente son estas organizaciones médicas de alta complejidad a la hora de dar servicios de buena calidad. Junto a los indicadores de Seguridad y Dignidad del Paciente, Capital Humano, Capacidad, Gestión del Conocimiento y Prestigio, es una de las piezas clave para dar vida al Índice de Calidad Hospitalaria que rankea a 45 de los mejores representantes de las clínicas y hospitales de América Latina.
Se trata de un club selecto que representa a los más destacados entre las 190 instituciones de salud latinoamericana que fueron invitadas a responder el complejo y extenso cuestionario enviado por AméricaEconomía Intelligence para conocer las mejores prácticas y resultados en la gestión hospitalaria en América Latina. Desde la tasa de ocupación promedio para los quirófanos (60%), el promedio de enfermeras universitarias por cama (6,8 en promedio) o el número de médicos por cada egreso (2,92), este reporte exclusivo da a conocer información clave de los mejores centros de salud de la región. Entre éstos hay hospitales privados, públicos y universitarios, cada uno con sus fortalezas y debilidades, que compiten de igual a igual.
La edición de este año, al igual que las dos anteriores, es liderada por el paulistano Hospital Albert Einstein y la santiaguina Clínica Alemana. En el tercer año se coló la bogotana Fundación Santa Fe, seguida muy de cerca por la también santiaguina Clínica Las Condes.
Este año hubo varios movimientos en el ránking debidos principalmente a la incorporación de 15 nuevos hospitales y a la mejor calidad de reporte que están teniendo estas instituciones. Esto permitió a varias mejorar bastante frente a sus posiciones simplemente por el hecho de registrar mejor sus datos. Entre los nuevos destacan el Hospital Samaritano de São Paulo (6º) y Moinhos de Vento de Porto Alegre (9º), así como los colombianos Fundación Cardioinfantil (10º) y Fundación Cardiovascular de Colombia (14º).
Entre los movimientos interesantes se encuentra el de Médica Sur (12º), uno de los más prestigiosos hospitales mexicanos y uno de los fundadores del Ranking en 2009, que pasó del puesto 23º al 12º este año, dada una reformulación completa en 2010 de sus mecanismos de producción de sus propios datos. “Hicimos una reingeniería en el área de calidad, lo que ha implicado que tengamos un mayor orden en el manejo y disposición de indicadores”, dice Juan Carlos López, director de calidad de Médica Sur.
Con la entrega a nuestro equipo investigador de un reporte completo, fue posible dimensionar mejor las capacidades de este hospital. Hace sentido metodológico: un hospital no puede argumentar que tiene una buena calidad a menos que haga un seguimiento riguroso de sus principales indicadores de gestión y esté dispuestos a darlos a conocer.
Una de las dimensiones que conforman el Índice de Calidad Hospitalaria es el de Capital Humano. El servicio de la salud depende de las personas que lo proveen, por lo que gran parte del éxito de una institución se da por su capacidad para atraer, retener y capacitar a sus profesionales. Por ello, escanear al cuerpo médico es esencial para este estudio. Lo interesante es que las 45 instituciones de este año suman 16.300 doctores, de los cuales 7.824 lo hacen a tiempo completo. El 85,1% (13.896) tiene una especialidad y el 17,9% tiene por lo menos una subespecialidad (2.923). No obstante, aún hay campo para crecer: sólo se reportaron 64 médicos (el 0,4% del total) como formados en algunas de las mejores 100 escuelas de medicinas del mundo, de acuerdo al estudio que realiza la publicación inglesa The Guardian.
Como la medicina es una actividad que requiere una actualización permanente del conocimiento y una enorme capacidad para administrarlo, otro de los indicadores que miden la calidad organizacional es la Gestión del Conocimiento. Es decir, la manera por la cual los hospitales generan, obtienen y difunden el saber médico. Uno de los indicadores más relevantes en este índice es el de la cantidad de papers publicados en journals indexados en la base ISI entre 2008 y 2011. En esto, el Albert Einstein, con 641 publicaciones, y la Clínica Alemana de Santiago de Chile, con 397, encabezan la tabla. Las dos están muy por encima incluso de hospitales universitarios, como el de la Universidad de Chile (16º), que tercia el indicador con 299.
Uno de los indicadores más relevantes de este ránking, no obstante, tiene que ver con la Seguridad y Dignidad con que se trata a los pacientes. Por ejemplo, tener una gestión adecuada para evitar que los mismos pacientes se contagien de otras enfermedades mientras están hospitalizados. La tasa de infecciones intrahospitalarias es uno de los puntos clave de la gestión de cualquier centro médico del mundo.
Hicimos una reingeniería en el área de calidad, lo que ha implicado que tengamos un mayor orden en el manejo y disposición de indicadores
Aunque los hospitales que lideran este ránking muestran tasas de infección intrahospitalarias monitoreadas con rigurosidad, la estructura de soporte que acompaña este indicador va decayendo en los tramos inferiores. Esto no necesariamente significa que a menor posición en el ránking se tengan tasas de infección mayores, sino que simplemente su registro y seguimiento tienen menor rigor.
Por su parte, la dimensión de Capacidad es la que permite ponderar los distintos hospitales según su carga y complejidad. Aquí la principal unidad de medida son los egresos anuales, es decir, la cantidad de pacientes hospitalizados que recibe un hospital. Considerando sólo a los hospitales que participaron en las dos últimas ediciones del ránking, se registra un aumento de los egresos promedio desde 15.551 en 2009 a 15.809 en 2010, con una variación de sólo 1,7%. Una cifra exigua, pero no tanto si se considera en relación a la reducción de la inversión de estos mismos hospitales, la que cayó en números agregados de US $ 117 millones en 2009 a US $ 110 millones en 2010.

LOS QUE FALTAN

Este estudio de hospitales es de participación voluntaria. Sólo están los mejores de aquellos que están dispuestos a entregar la información requerida. No obstante, mediante encuestas y otras pesquisas, nuestro equipo de investigación ha detectado un grupo importante de centros médicos que cuentan con alto prestigio en sus mercados locales, pero que han pospuesto la decisión de participar.
En México, por ejemplo, un país donde abundan las instituciones de alta calidad, a lo que ha apoyado su cercanía con EE.UU. y su vocación por atraer a pacientes que residen al norte del Rio Bravo, todavía no hay suficientes hospitales en carrera. Eso pese a que México ha sido junto a Brasil el país latinoamericano con la mayor cantidad de acreditaciones de la Joint Comission, organización internacional dedicada a la certificación de la calidad de los centros de salud.
No obstante, hoy Brasil lo supera con creces, en un reflejo de los desafíos que tiene la industria médica mexicana, pues la violencia en algunas ciudades del norte ha afectado el proceso de renovaciones y postulaciones a esta acreditación.
Y es que la Joint Comission evalúa la seguridad de la ciudad en que está establecida la institución solicitante.
No obstante, el ABC, Tec de Monterrey, CIMA, el Christus Muguerza, el México-Americano y Clínica OCA, así como otros hospitales en el resto de América Latina, son percibidos por la opinión de médicos y ejecutivos con la calidad suficiente en su gestión como para sobresalir en este ránking.
Quedan invitados para el próximo año.

1 comentario:

La Dosis dijo...

Que lastima que en esa lista no se incluya el Hospital Universitario del Valle, eso denota que le falta, pero que hay que seguir trabajando en favor del desarrollo de un mejor servicio para la ciudadanía en general y una salud publica incluyente. ladosis.com